PAGINA PRINCIPAL
ESTRECHO
VIDEOS
HISTORIAS
FIRMAR
[email protected]
Mi estado


ENREOS DV.

Vivo en Algeciras y desde 1995 trabajo como cámara de televisión. Si a esto le sumamos el hecho de que la zona sea el escenario permanente del drama de la inmigración, habréis encontrado la respuesta a la pregunta de: ¿por qué hacer esto?.

Los cámaras de televisión que trabajamos y vivimos junto al Estrecho de Gibraltar, hemos asistido a duras jornadas de trabajo. No tanto por las horas,  como por los dramáticos espectáculos que no nos ha quedado más remedio que plasmar con nuestros objetivos a través de la historia de pequeñas embarcaciones cargadas de grandes ilusiones en forma de personas.

No vale acercarse un día para hacer ese maravilloso reportaje con el que sueña todo periodista y después marcharse. Hay que ver este episodio un día tras otro, con caras y miradas distintas que piden ayuda y comprensión mientras les apuntas con tu objetivo , con bebés de color tostado que sonríen, ignorantes del sufrimiento que les rodea, con cadáveres flotando en el agua o escondidos entre la arena, ......

Ser testigo diario crea un sentimiento de impotencia y frustración tan grande, que irte a tu casa como si nada hubiera pasado te deja una amargura ante la que hay que sobreponerse.

Estos vídeos no fueron hechos por, ni para Internet. Surgieron por diversos motivos en distintos momentos de mi vida personal y laboral. En todo caso, son la suma del trabajo de muchos compañeros y del dolor que transmite esta eterna llegada de pateras, contra la que no valen métodos policiales, ni mensajes grandilocuentes de quienes dicen tener soluciones para cosas que todavía no han visto con sus propios ojos.

Es importante que, quien vea lo que va a ver, sepa que las imágenes pueden herir su sensibilidad.

No  son ficción, no se han inventado, nadie las ha dirigido porque forman parte de la realidad más autentica,  a la que no le hacen falta más añadidos ni "morbos facilones". Contarlo es una forma de sacar esa frustración con la que convivo desde el primer momento en que la cámara me acercó a esta mal llamada inmigración ilegal.